El estilo colonial comenzó con las conquistas británicas en los continentes de Asia y de África. En ese momento, las familias británicas se estaban mudando a áreas remotas con todas sus posesiones. Los aristócratas de esa época incluso importaban muebles de Europa. Sin embargo, el clima desfavorable hizo que los elementos del equipo fueran rápidamente destruidos. Entonces, los artesanos locales comenzaron a encargar copias de estos muebles, quienes utilizaron maderas duraderas y resistentes a la humedad.

El estilo colonial se creó porque los elementos característicos de las culturas africana y asiática comenzaron a colarse en el interior dispuestos según el patrón británico. Esto ha llevado a la combinación de elementos clásicos y elegantes con accesorios exóticos y multicolores. Actualmente, el estilo colonial permite crear un espacio propicio para la relajación, asociado al viaje, a primera vista con colores tenues, pero al mismo tiempo con sorprendentes complementos étnicos.

Estilo colonial – conoce sus características

El estilo colonial se caracteriza por el uso de cálidos tonos tierra, verdes, marrones y beige. También hay acentos de azul o rojo. El estilo colonial no renuncia al blanco insustituible, por supuesto.

Los interiores coloniales se distinguen por el uso de varios patrones. Los motivos ornamentales africanos pueden aparecer en muebles sólidos. Los interiores de estilo colonial suelen estar decorados con motivos florales, que se pueden ver, por ejemplo, en papeles pintados o cortinas.

Si planea decorar una casa colonial, asegúrese de usar materiales naturales en ella. Las maderas exóticas, como la caoba, la teca o el merbau, son características de este tipo de disposición de espacios. Los muebles están hechos de materiales naturales, así como las vigas decorativas del techo. Los interiores coloniales a menudo están terminados con piedra. La decoración también utiliza lino, algodón fino y tul, que aportan ligereza a una habitación equipada con muebles macizos.

Muebles de estilo colonial: ¿qué elegir?

El estilo colonial se puede introducir en cualquier habitación, pero funciona mejor en casas espaciosas. Los interiores pequeños pueden abrumarse un poco. Si elige esta forma de diseño de interiores, necesitará muebles de madera, pesados y masivos. Puede enfatizar el estilo colonial gracias a los elementos de equipamiento en un tono marrón profundo, así como el color más suave de los muebles con frentes ricamente decorados.

Los muebles de estilo colonial también pueden ser de ratán. Parecen más ligeros que los modelos de madera, así que elige esta solución si no tienes mucho espacio a tu disposición. Por supuesto, los muebles de madera oscura con un cuerpo pesado también se pueden integrar en un pequeño interior de estilo colonial. Sin embargo, requerirá algunos trucos para iluminar el espacio, por ejemplo, enriquecer el arreglo con materiales claros y brillantes.

Al elegir muebles de estilo colonial para la sala, considere los asientos con una forma clásica y elegante. Busque modelos con tapicería ligera. Puede enriquecer el arreglo con un sillón cuya tela de tapicería se distinguirá por un patrón étnico. El mismo adorno debe repetirse en otros lugares, por ejemplo, en cortinas o almohadas.

Estilo colonial: ¿qué accesorios lo enfatizarán?

Una casa colonial debe estar llena de recuerdos de viaje. Prueba a coleccionar baratijas de lugares exóticos y verás como cualquier estancia empieza a tomar carácter. Si no tienes tanto tiempo para afinar el arreglo, también puedes hacerlo y enfatizar el estilo colonial. Puede comprar complementos de un artesano cuyos productos le hayan encantado en particular. Las figuras de personas y animales, así como las máscaras, son perfectas como decoración.

Los interiores de estilo colonial se pueden enriquecer con jarrones de cerámica que se distinguen por un color intenso o un adorno interesante. Los accesorios de madera, como los marcos de fotos, también funcionarán. Así mismo, puedes enfatizar el estilo colonial con elementos de mimbre.

¿Cómo arreglar una sala de estilo colonial?

Una sala de estilo colonial necesita una base de arreglo, es decir, un revestimiento de piso y un material de acabado de paredes. Puede colocar tablas de madera oscuras en el piso, pero si la habitación es pequeña, las tablas claras, por ejemplo dispuestas en un patrón de cuadrados o abetos de triple inclinación, también funcionarán.

Puede usar pintura beige en la pared, pero también papel tapiz con un adorno delicado. Las vigas en el techo también funcionarán muy bien, gracias a ellas enfatizarás el estilo colonial. La sala de estar también necesita accesorios que completen el arreglo. Las plantas funcionarán bien en su función, especialmente aquellas con hojas grandes y verdes, pero también figuritas o mapas enmarcados. Las lámparas efectivas también serán apropiadas, tanto modelos de pie como lámparas de pared.

Opta por un sofá suave tapizado en una tela color hueso. Junto al sofá, puedes colocar una silla mariposa, cuya base es de metal y el asiento es de cuero ecológico. Junto al área de relajación, coloque una mesa de café maciza de color marrón oscuro que enfatizará el estilo colonial. También vale la pena equipar la sala de estar con una vitrina o una cómoda: cada uno de estos muebles se utilizará no solo para almacenar, sino también para exhibir recuerdos de viaje.

Dormitorio colonial: ¿cómo decorar?

Comience seleccionando los materiales que formarán el fondo del arreglo. La madera queda mejor en el suelo, y también puedes aprovechar sus ventajas visuales optando por vigas decorativas en el techo. Un dormitorio colonial se volverá más acogedor si usas papel tapiz en una de las paredes. El revestimiento con pequeñas flores quedará perfecto.

Un dormitorio de estilo colonial necesita, así mismo, una cubierta adecuada para las ventanas. El material proporcionará privacidad, pero también será una decoración adicional del interior. Las persianas de bambú funcionarán bien en el dormitorio. Al elegir los muebles, preste atención a las camas con dosel.

Destacarás el estilo colonial gracias a una enorme cómoda en un tono oscuro de madera. Si no tienes un armario adicional, coloca un armario espacioso con frentes ricamente decorados en el dormitorio. Asegúrese de elegir un modelo con puerta batiente, porque la hoja corredera parece demasiado moderna.