Una vez disponemos de un local comercial, existen una serie de pasos previos que deberemos llevar a cabo, y que son inherentes a todo el proceso de reformas de locales comerciales.
Desde el momento en que decidimos alquilar o comprar un local para abrir un negocio, es importante saber cuáles son los primeros pasos a dar: tanto a la hora de decidir sobre el diseño y distribución interior, como de conocer y tener en regla toda la serie de permisos necesarios para hacer las cosas bien hechas y sin problemas.

1. Certificado de Compatibilidad Urbanística

Debemos solicitarlo en el ayuntamiento que corresponda. Esto es primordial que lo hagamos antes de ni siquiera entregar una señal económica por nuestro futuro local; primero, debemos asegurarnos de que podemos disponer de este Certificado de Compatibilidad Urbanística.

2. Proyecto de Interiorismo y/o Arquitectura Interior

En este punto, será de crucial importancia que todo el trabajo de diseño y arquitectura interior esté destinado y plenamente enfocado a potenciar y optimizar el negocio al que va dedicado el local… No se trata de hacer diseños para “ganar concursos”, sino de que toda la disposición y decoración de nuestro local potencie la consecución del objetivo en torno al cual gira nuestro negocio.

3. Proyecto de Actividad

Se trata del documento que se presenta a los organismos oficiales con el fin de obtener las licencias correspondientes y necesarias. Dicho documento debe ir firmado por el profesional competente, y en él se refleja el reconocimiento de que el propio local, sus futuras instalaciones previstas, el diseño y el total desarrollo de su actividad, se ajustan de forma correcta a las normativas y reglamento correspondientes.

4. Licencia de obras

La licencia de obras debe solicitarse cuanto antes, una vez ya disponemos del proyecto de actividad antes citado. En ocasiones, suelen demorarse un poco más de lo deseado las diferentes gestiones al respecto, es por ello que debemos procurar solicitarlo desde el primer momento en que podamos.

5. Licencia de Actividad o Licencia de Apertura

Una vez finalizada la obra, deberemos disponer del Certificado de Final de Obra, firmado por el Director de Obra. De la misma manera, y con el Certificado de Industria, otorgado por la Delegación de Industria, deberemos solicitar en el Ayuntamiento que corresponda la llamada Licencia de Actividad o Licencia de Apertura. En algunos casos, esta licencia se tramita junto la Licencia de Obras.

Además, dependiendo de la actividad más concreta de nuestro negocio, será posible la necesidad de presentar otros tipos de documentos, como pueden ser relacionados con Patrimonio, en casos de ciertas edificaciones, o Sanidad (si se trata de una farmacia, por ejemplo).

Son estas algunas cuestiones que más allá de lo puramente relacionado con el diseño y decoración, y todo el proyecto estético de nuestro local, pero que, sin embargo, son importantes y no debemos descuidar para que todo el proceso relacionado con las reformas de locales comerciales salga bien.