A la hora de seleccionar el aislamiento térmico para tu vivienda, debes hacerlo de forma correcta para garantizar unos óptimos resultados. Por lo tanto, tendremos que escoger el que nos proporcione además una máxima durabilidad con las mayores ventajas posibles. Si tienes dudas al respecto, las resolvemos a continuación, aunque también puedes encontrar información muy útil en AislaVigo. ¡Acompáñanos!

Tipos de aislamiento térmico: características y ventajas

1. Aislamiento térmico reflexivo

Este tipo de aislante está formado por un material multicapas, lo que permite un aislamiento perfecto. Además, el material es más flexible y ralentiza el paso del calor, evitando que se pierda en invierno o se filtre en verano.

Existen dos clases de aislantes térmicos reflexivos, una más básica formado por dos capas de aluminio y una de espuma de polietileno o burbujas, y otra multicapa de fibras naturales o de espuma, que ofrece mayor protección y flexibilidad.

Las ventajas de este aislamiento térmico son: su instalación es sencilla, rápida y no se necesitan herramientas específicas. Además, está fabricado con un material seguro, tiene muy buenos efectos en verano y en invierno, y ahorrarás mucha energía y combustible.

2. Aislamiento térmico por insuflado

El aislamiento térmico por insuflado no necesita obra, es muy eficiente y fácil de instalar. Esta técnica consiste en rellenar los espacios o cámaras de aire de las fachadas de los edificios con perlas aislantes.

Para ello, es necesario hacer pequeños agujeros en el interior y el exterior de la fachada para rellenarlos después a través de insuflado o inyección con el material aislante. Así se crea un aislamiento eficiente que impide que el aire circule.

Hay muchos tipos de aislantes por insuflado, como la lana mineral o de roca, el EPS, la celulosa o la espuma de poliuretano. Las ventajas de este aislante son: su instalación no afecta a muros ni fachadas, por lo que no disminuye su vida útil. Además, estos materiales son impermeables, así que no hay riesgo de filtraciones. Y si lo comparamos con otros sistemas de aislamiento térmico, el insuflado es uno de los más baratos y versátiles.

3. Aislamiento térmico con trasdosados

Este aislamiento térmico consiste en recubrir la cara interna del muro de cerramiento exterior y los muros interiores con un aislante. Esto permite crear una gran resistencia térmica, consiguiendo un aislamiento más robusto y resistente.

Entre los tipos de aislamiento térmico con trasdosados podemos encontrar el EPS, la lana de roca o mineral, el XPS o el poliuretano, siendo este último el mejor de todos y el más duradero.

En cuanto a sus ventajas, es rápido de instalar, el montaje es sencillo y la calidad de vida mejorará notablemente en el hogar, pues las estancias se vuelven más agradables en cuanto a temperatura y aislamiento acústico.

4. Aislamiento térmico con revestimientos termo-aislantes

Para las habitaciones más pequeñas de la casa, este aislante es una de las mejores opciones para interior, pues no afectará nada su superficie. Sin embargo, no tiene tanta calidad como los anteriores, ya que es un componente químico muy parecido al yeso por su textura.

Además de estos revestimientos termoaislantes, tienes a tu disposición pinturas térmicas que también son muy fáciles de aplicar, pero no obtendrás los mismos resultados que con otros tipos de aislamiento térmico.

Aun así, este tipo de aislante tiene sus ventajas, como que la obra es muy sencilla de ejecutar, sin ruido, y no son necesarias máquinas específicas. Por último, los productos empleados son ecológicos y su precio es bastante económico.

5. Aislamiento para cajones de persianas

Aislar los cajones de las persianas es más importante de lo que parece, pues supone una puerta de entrada para el frío y el calor. Por lo tanto, es otra forma de ahorrar energía tanto en invierno como en verano.

Esta solución consiste en aislar las cajas de las persianas con productos especiales, como reflexivos y EPS flexible o poliestireno expandido. El proceso no es sencillo, pero es muy efectivo.

Las ventajas de este aislamiento térmico son: evita la entrada de ruido, frío y aire, ahorrando energía y dinero. Y la instalación es rápida, aunque técnica, por lo que tendrá que realizarla un especialista como los que puedes encontrar en Aislamientos Vigo.